viernes, 12 de febrero de 2010

3 x 1

Ayer recibí una oferta de lo más original, que ahora deseo compartir con ustedes. Quizá al fin hayamos descubierto el verdadero camino para acercar nuestras obras al gran público, para darnos a conocer de una forma más directa, aunque los libros sean utilizados para soportar la pata coja de una mesa o rellenar ese horrible hueco en la estantería donde siempre hay algo de polvo. Y es que la imaginación no tiene límites (tampoco el pragmatismo).
Me queda la duda... ¿Qué costarán esas bragas?
Nelo

13 comentarios:

Josiane dijo...

Jajá jajá!!! ¡Es genial! Estoy llorando de risa. De verdad. He tenido que sacar un pañuelo. Y cada vez que visualizo la foto, sigo riendo.

¡Escritores!! Quizás tengáis que cambiar de métodos para llegar al gran público….

naTTs R dijo...

jajaja... ¡Qué barbaridad! Es, desde luego, una mezcla muy curiosa. Si el objetivo era divulgar la obra, seguro que lo consigue...

Margarita dijo...

Impresionante, Nelo. No parece que sean bragas muy caras, más bien anticrisis, entre otros “anti”.

Tu post me recordó a una vez que fui a un centro comercial y entré en una panadería donde regalaban un libro con la compra de una barra de pan, no era ninguna festividad ni nada parecido. Lo mejor es que yo ya tenía ese libro porque lo compré en una oferta del Círculo de Lectores a un euro. Me quedé imaginando qué pensaría el autor si lo supiera. Libro y autor conocidos, por cierto. No sé, igual no se cumplieron las previsiones y los regalaban como rosquillas. El mundo siempre nos sorprende.

Un abrazo, compañero,

Margarita

Manuel Pérez Recio (Nelo) dijo...

Y sí, existen otros caminos. Quizá acabe hablando con el panadero de mi barrio, o la estanquera. Cuando se lo cuente a los editores...
Hoy, la idea más absurda puede abrir la caja de Pandora.
¡Un abrazo compañera Josiane, Ray, Margarita!
Nelo

Petrus Angelorum dijo...

Mi primera reacción fue reírme un buen rato. Luego, algo de tristeza. Pero es cierto, yo he comprado libros por un peso (0,05 euros). ¿Por qué llegaron a ese precio? Porque la tirada exedió a la cantidad posible de compradores.

Manuel Pérez Recio (Nelo) dijo...

Prefiero ver un libro por 0,05 euros, o incluso regalado, que comprado por 20 y abandonado en una estantería. Créame, a mí también me dió cierta pena tras la broma, pero al pensaren ello me pareció una genial idea obsequiar con un libro por la compra de tres bragas; podría haber regalado cualquier otra cosa más llamativa, como una pulserita de plástico azul o un imperdible con un elfo verde pegado.
Gracias por tu visita, Petrus.
Nelo

Jesús García dijo...

A mi también me cabe la duda. Desde luego la imaginación no tiene límites.

Eso es marketin y lo demás son tonterías. ¿Me hubiera gustado estar en ese mercadillo.

Un saludo
Jesús

Manuel Pérez Recio (Nelo) dijo...

Lo cierto, Jesús García, es que estoy planteándome en serio hacer algo así con los libros sobrantes de la presentación de una novela que me publicaron el año pasado, ahora que salió al mercado la segunda edición... Pensaré en ello, sí, mmm...
Un abrazo
Nelo

B. Miosi dijo...

A esas braguitas les falta glamour, Nelo. Cuando lo hagas, que sean hilos dentales de encaje, o en el caso de Cuyabeno, unos huayucos o taparrabos, para estar más acorde.

Estoy leyendo tu libro y realmente estoy impresionada. Magnífica prosa, y no podía esperar menos de ti. Ya te contaré en cuanto lo acabe que he estado con unos contratiempos que ni te cuento.

Besos!
Blanca

Manuel Pérez Recio (Nelo) dijo...

Atenderé tus sugerencias, Blanca. Aunque no sé yo si me saldría más a cuenta vender lencería...
Un abrazo.
PD. Me alegro que te vaya gustando la novela. Ya me darás tus pareceres. Pero antes solventa esos contratiempos... ¡Suerte!
Nelo

Janet dijo...

Nelo, es buenísimo. Una magnífica idea. Vivimos en un mundo donde el exceso de producción muchas veces se lanza a la basura con tal de que no caigan los precios. Me refiero, por ejemplo, al caso de las flores, de los tomates, etc. A ese respecto se han visto en las noticias auténticas barbaridades. La cultura es de todos, qué mejor sitio para promocionarla que un mercadillo por donde desfila el pueblo llano.
Un saludo...

Manuel Pérez Recio (Nelo) dijo...

Hola, Janet. Cierto, hay que romper tópicos respecto a la promoción de la lectura. Existen muchas formas y lugares válidos para presentar una obra, pero pocos tan pintorescos y atrevidos como el de la foto. Y extrapolándolo al blog, fíjate que un post simpático atrae más la atención que uno serio. La sociedad cambia, cambian los gustos... y en parte hay que adaptarse a ellos.
Saludos, compañera.
Nelo

Esther dijo...

Jajaja... Hay que ser original, ¡sin dudas!

Pero hacele caso a Blanca: glamour, glamour...

Abrazos,
Esther