viernes, 22 de agosto de 2014

¿Son brazos de gigante o aspas de molino?

Este año se está produciendo un hecho de lo más insólito en la rutinaria tarea del escritor noveloso.
Tras obtener, a principios de año, el Primer Premio de microrrelatos del Instituto Internacional, un par de meses más tarde recibo el 2º Premio Alfambra (Teruel) de relatos; a las dos semanas me comunican que he ganado el Certámen de Relato ACAA (de Alpuente, Valencia); tres días después, me dicen que he sido ganador (en la categoría o temática PINTURA) del Concurso de nacional de relatos Tono Escobedo, sobre las siete artes universales (Puig; Valencia). Y hoy, recibo un comunicado de la Editorial Pukiyari (USA), en el que se me informa de que uno de mis relatos ha sido seleccionado entre más de cien finalistas para formar parte de un libro, en este caso de temática erótica, de unos pocos autores de todo el mundo. Y aún estamos en agosto.
Está siendo un año fecundo, no hay duda, si lo comparamos con el anterior. Me gustaría pensar que dichos reconocimientos se deben al esfuerzo y la perseverancia de un aspirante a la última fila de un gremio tan noble. Puede incluso que la diosa pagana de la fortuna haya escuchado mis plegarias nocturnas y ociosas, o que solo sea un mero golpe de suerte, una suerte embriagadora, falaz y caprichosa.

Pero si hay algo tangible en esta marisma de ideas imprecisas, son las personas, anónimas o no, que han apostado por mi trabajo, que han comprado mis libros (ya son 3 a la venta en diversas plataformas), leido con mayor o menor interés, criticado con o sin criterio, que han opinado con absoluta sinceridad porque sentían la necesidad de hacerlo..., ya que sin cauce no hay río. Espero seguir mejorando en la escritura, creando más y mejores historias con las que conquistar nuevos lectores y mantener en vilo a los ya consolidados, remover sus vísceras, aprisionar sus corazones o arrancarles una sonrisa, ya que ellos son la fuente de mis motivaciones y el origen de mis desvelos.
Gracias.
Y ahora, me voy a realizar la compra al supermercado, que hay que moler trigo y hoy no sopla el viento..
Nelo

2 comentarios:

Juan Pan dijo...

De suerte nada, amigo, que te lo estás currando bien.Te conozco desde 2006 y siempre has destacado en los grupos literarios por la calidad de tus relatos.
Te deseo lo mejor, amigo; te lo mereces.
El próximo viernes y sábado estaré con Asterio y Rocío en Calatayud. donde participamos juntos en una Antología de poemas. Abrazos

Nelo P dijo...

Un fuerte abrazo, amigo Juan. Me encantaría coincidir contigo algún día y brindar con unas cañas y una de esas tapitas que a veces muestras.