lunes, 5 de enero de 2015

La ciudad dormida

Relato ganador del "II Certamen de relatos Tono Escobedo, sobre las siete artes universales", en la categoría PINTURA.

La ciudad dormida

La noche que te perdí llovía lánguidamente; vaho en los cristales, música de Wagner y mi pincel robando el blanco a un lienzo inmaculado. Nuestra ropa en el suelo, la silla, la mesa de trabajo… Tu cuerpo desnudo recostado en el diván, iluminado por una tímida luz de gas. 
Creía en ti. Eras mi musa, mi inspiración. Y tú confiabas en mí. Por eso dejaste que, en una pausa intencionada, colocara alas en tu espalda, entre susurros, caricias y besos. Luego encendí dos pitillos y me acompañaste hasta la ventana.
No esperabas que te arrojara al vacío oscuro y frío de la noche, ¿verdad?
Yo solo quería que volaras para mí. Pero caíste. Te quebraste en el pavimento como una muñeca de porcelana. ¡Qué gran decepción! Solo eras una mujer de carne y hueso, un boceto, una farsa que ha dejado un corazón vacío, el mío, y mi estudio sumido en el silencio de las noches yermas, un desierto al mediodía…, una ciudad dormida.


Manuel Pérez Recio



5 comentarios:

Jesús García dijo...

Impresionante. Merecedor del premio.
Enhorabuena.

Juan Pan dijo...

¡Pasmao me has dejao, Nelo!¡Qué imaginación, qué arte! Merecido galardón. Enhorabuena.

Nelo P dijo...

Agradezco mucho vuestras palabras, compañeros. Un fuerte abrazo.

Sergi Allepuz dijo...

Si señor, Nelo. Precioso cuento. Me encanta esa frase final de la ciudad dormida. Enhorabuena y merecido premio.

Nelo P dijo...

Gracias por tu opinión, compañero Sergi, siempre muy valiosa para mí.
Un abrazo!